LAVARSE LAS MANOS EN EL TRABAJO

Los lugares de trabajo deben contar con las instalaciones adecuadas para el lavado de manos con agua y jabón, un hábito que debemos practicar en nuestra jornada laboral y muy especialmente en determinados trabajos.

Todos debemos contribuir a que los cuartos de baño estén en las mejores condiciones y demandar también a las organizaciones para las que trabajamos su adecuado mantenimiento.

El gel jabonoso es una mejor solución que la pastilla de jabón, como lo son los grifos con temporizador y los secadores de aire o toallas de papel en aquellos cuartos de baño que utilizan muchas personas.

RECUERDA

unspecified-10

Leer más

TRABAJOS PUNTUALES

Leer más

EL LAVADO DE MANOS

unspecified-12

Leer más
• Al llegar al trabajo después de usar el transporte público
• Cada vez que se utiliza el inodoro
• Si almorzamos o comemos en la jornada laboral, antes de hacerlo (si hay bar o comedor en la empresa es importante que los lavabos estén cerca de éste)
• Al comienzo de nuestro descanso de media mañana o media tarde
• Después de tocar papel o cartón, si trabajas en una oficina o similar
• Después de finalizar nuestra jornada laboral
Además, determinados trabajos demandan una mayor frecuencia del lavado de manos

  • Si somos personal sanitario
  • Si tratamos con niños pequeños y ancianos
  • Si trabajamos en gastronomía, restauración y hostelería
  • Si manejamos dinero efectivo, monedas o billetes
  • Si trabajamos con animales, sean domésticos o no