¿POR QUÉ DEBEMOS LAVARNOS LAS MANOS?

LAVADO DE MANOS Y ENFERMEDADES

Gracias a la ciencia sabemos que algunos microorganismos que causan enfermedades están en nuestras manos y se alojan en ellas. Cada día al realizar actividades  entramos en contacto con virus y bacterias potencialmente perjudiciales para nuestra salud.  Son actividades tan habituales como:

  • Ir al baño
  • Tocar alimentos crudos (verduras, frutas, carne, pescado, pollo o huevos)
  • Toser o estornudar llevándonos la mano a la boca
  • Tocar dinero y objetos (puertas, teclados, auriculares) que otros tocaron antes
  • Cambiar pañales
  • Tocar tierra Recoger las heces de animales
  • Tocar animales
  • Tocar heridas

No sólo nosotros mismos podemos ser perjudicados y enfermar si no nos lavamos las manos, también podemos propagar enfermedades, dado que todos los días nuestras manos tocan a otras personas, a alimentos, superficies u objetos que otros tocarán después. La lista de las enfermedades que pueden contagiarse a través de unas manos que no están limpias es larga, más de 200, entre las cuales se encuentran:

  • Infecciones respiratorias como la gripe común y la gripe A, la neumonía, la bronquiolitis, la tosferina y el resfriado común
  • Enfermedades de transmisión feco-oral como el cólera, la diarrea, la fiebre aftosa, la hepatitis A y E, la disentería, la giardiasis y la fiebre tifoidea
  • Otras como la gastroenteritis, gastritis y salmonelosis, así como alergias y afecciones de la piel, infecciones oculares como conjuntivitis, el Síndrome Urémico Hemolítico, mononucleosis, neumococo, enfermedad mano-pie-boca, oxiurasis (lombrices intestinales), etc.

unspecified

Leer más

Leer más

LAVADO DE MANOS EN EL MUNDO

El lavado de manos es algo al alcance de todos, fácil y practicable, en lugares donde hay agua corriente e infraestructuras de saneamiento, lo que posibilita que se pueda acceder a lavabos, al gel o jabón, etc.

Por eso, en los países desarrollados el lavado de manos es asequible, tanto en el hogar como fuera de él, siendo más bien una cuestión de tener el hábito, pues a través de las manos podemos contraer enfermedades o contagiarlas.

En estos entornos desarrollados el lavado de manos es importante para prevenir enfermedades, aunque las buenas condiciones socio-económicas, de saneamiento y servicios de sanidad a veces minimicen el impacto negativo en la salud que la falta de lavado de manos tiene.

En otros países las infraestructuras de saneamiento pueden no llegar a toda la población en casa o fuera de ella: no hay agua corriente, no hay lavabos, no hay saneamiento o lo hay escaso e insuficiente. En dichos entornos se hace más patente la importancia del lavado de manos precisamente porque las condiciones son peores y allí el lavado de manos, literalmente, salva vidas.

Cada año 3,5 millones de niños y niñas en todo el mundo no llegan a celebrar su quinto cumpleaños debido a la diarrea y a la neumonía, enfermedades que el lavado de manos podría ayudar a prevenirlas

Leer más